El ministro de Economía apura una ley clave para el campo mendocino

     Martín Kerchner impulsa un proyecto para que los productores agrícolas dejen de correr con desventaja cuando negocian los precios de la fruta con los industriales

    El ministro de Economía de Mendoza Martín Kerchner apura una ley clave para el campo mendocino
    El proyecto en sí no genera ningún tipo de polémica, porque tiende a proteger al productor frutihortícola de los vaivenes del mercado y de posibles inequidades planteadas por el comprador. La idea es sencilla: tiene que ver con que se realice un contrato que rija la compra de fruta a granel, y que debe ser elaborado anteriormente a la entrega de la producción.
    Hasta ahí, no hay inconvenientes con la iniciativa presentada por el diputado radical Ricardo Mansur, el 13 de junio pasado, y que recibió el apoyo del ministro de Economía, Infraestructura y Energía Martín Kerchner, quien sólo planteó un cambio: pidió por nota, el 27 de junio, que se agregara a toda la producción agrícola y no sólo a la vitivinícola, como disponía la iniciativa de Mansur.
    Kerchner se quejó de las demoras de los legisladores, incluidos “los de mi propio bloque”, y Mansur no tardó en salir a responderle. En medio, también apareció Gustavo Majstruk (PJ), quien preside la comisión de Economía de la Cámara Baja, y aseguró que “el proyecto tal y como está planteado es sólo una cuestión de fiscalización, porque no fija precios de referencia”.
Las razones de Kerchner
    No es ningún secreto que Kerchner (cornejista a ultranza) está en la vereda radical opuesta a la de Mansur (fiel seguidor de Julio Cobos). Consultado acerca de por qué se demora el tratamiento del proyecto, Mansur aseguró: “No hay problemas de consenso, pero hay que hacer las consultas correspondientes con los interesados. El ministro se queja porque no tiene nada que ver en esto. De convertirse en ley, no se va a aplicar hasta fin de año, no veo porqué estamos tan apurados en querer convertir en ley un proyecto que está aún en debate. No se puede marcar una agenda cuando faltan 6 meses para su aplicación”.
    Kerchner, por su parte, planteó que “los tiempos de la Legislatura no son los tiempos de la realidad. Hay que debatirlo lo antes posible porque, en cuanto nos queramos acordar, ya va a ser diciembre y va a haber que aplicarlo. Los que se llenan la boca diciendo que están preocupados por los productores que ahora hagan algo “.

    Por Paola Alé- Diario Uno

Deja un comentario